Vencer la pereza infantil – Método Kaizen

metodo contra la pereza

Método Kaizen ( mejora en japonés) o también conocido como regla del minuto se trata de un sistema o método para tratar la pereza infantil.

La regla del minuto para vencer de la pereza

Este método lo que pretende es vencer la pereza de los niños al enfrentarse a una tarea nueva

MCCT: “mejora continua hasta la calidad total”

El método consiste en dedicar un minuto, si, sólo un minuto a la tarea que más le cuesta al niño (o a nosotros, ya que también es un método aplicable a los mayores), la condición para que el método funcione sólo es una:

Se ha de hacer siempre a la misma hora

Por ejemplo… si al niño le cuesta al niño le cuesta mucho recoger su habitación, cada día a la misma hora empleará un minuto a recoger la habitación… como se trata de niños y para motivarlo, coloca el reloj tipo segundero que cuente el tiempo y que él pueda ir observándolo mientras realiza la tarea..

Aunque nos sorprenda este método lo que consigue es que a base de repetir ese minuto de tarea.. la tarea se realizará de forma automática y se habrá creado el hábito..en ese momento habrá (en que ya no da pereza ponerse)  que ir aumentado el tiempo de realización de la misma para completarla, primero se aumentará a 5 minutos el tiempo que dedica a recoger su habitación y posteriormente a 10 minutos.

Normalmente los niños son perezosos … porque las tareas no les motivan y además no reciben un castigo por no hacerlo por lo tanto con esta práctica lo que conseguimos es motivarlo, para ello será fundamental que mientras realice la tarea le motivemos y elogiemos por el resultado.

El método Kaizen nos habla de que una serie de mejoras pequeñas pero continuas son mucho más efectivas que un solo cambio grande. Las personas tememos los cambios grandes pero no los pequeños… si llevamos a cabo pequeños cambios pequeños de manera continuada en el tiempo los acabamos convirtiendo en hábito.

 

Si cambiamos una enorme meta por una pequeña acción, nos pondremos  en movimiento generaremos  la bola de nieve que necesitamos.

En el libro “Un pequeño paso puede cambiar tu vida”, Robert Maurer  se narra la historia de una paciente suya  con problemas graves de salud que necesitaba cambiar su vida sedentaria.. todos los médicos le habían recomendado que debía hacer una hora de ejercicio diaria, pero esta tarea se le hacia un mundo.. Maurer le pidió que dedicará un minuto al día a mover sus piernas, aunque fuera mientras miraba la televisión… al cabo de un mes de hacerlo la reciente se había habituado y pasó a realizar 5 minutos, después diez.. hasta que perdió el “miedo” al ejercicio y fue incorporando a su día a día

Si has tenido dificultades en generar cambios reales en tu vida, es posible que debas probar con cambios pequeños, llevados a cabo de manera continua.