Como usar la secadora y conseguir los mejores resultados

secadora

Las secadoras son una delicia si se vive en zonas húmedas o lluviosas, si somos muchos en la familia, o si el lugar de la casa asignado para tender la ropa es poco espacioso.

Aunque es uno de los electrodomésticos del hogar que más energía consume, y las prendas se “gastan” un poquito si se siguen una serie de recomendaciones nos dará mejores resultados:

  1. No llenar la máquina al tope de su capacidad: no llenes la máquina demasiado, aunque se pueda.
  2. Usa un programa delicado, de secado suave, aunque se tarde algo más
  3. Saca la ropa todavía caliente, pero sin humedad, antes de que termine el ciclo. Si se espera a que el programa escogido finalice  la ropa sale muy seca pero también más arrugada

Si sigues estas tres recomendaciones el ahorro de plancha es considerable, pues la ropa queda muy suave, incluso la interior, toallas, pijamas, prendas de algodón…

Con estos consejos también consumes menos energía y la ropa se arrugará mucho menos. Estira  la ropa y doblala en el mismo momento de sacarla de la secadora.

También resulta conveniente limpiar el filtro de la secadora con frecuencia. Con el secado se produce un desgaste inevitable de la ropa y las fibras que se van desprendiendo de las prendas van a parar a este filtro que conviene vaciar y limpiar con frecuencia para que la secadora funcione mejor y gaste menos energía.