Juegos para niños con Hiperactividad o TDAH

Juegos que aumentan la concentración de los niños

Puzzles: Elije un puzzle de un tema que le guste a tu hijo y que sea adecuado para su edad. Si quieres motivarle todavía más dedico un rato con él cada día para hacerlo. Podéis tener cada uno vuestro
propio puzzle y dedicaros un rato para hacerlos. Para él será un momento de juego con su padre o su madre y a la vez estará trabajando su concentración.

Juegos de memoria: Cualquier juego que le haga memorizar fomentará su concentración. Busca un juego adaptado a la edad del niño desde las fichas de parejas que se ponen boca abajo y hay que ir memorando las que vamos destapando hasta juegos que podemos encontrar en internet

La marca de juguetes Brain Box dispone de muchos juegos de memoria basados en cartas que además de divertirles les ayudará a mejorar su concentración.

Lectura y preguntas: Lee con tu hijo su cuento favorito y dile que luego haréis un concurso de preguntas sobre lo que habéis leído. La idea del concurso al finalizar el libro y las preguntas que le puedas hacer hará que el niños esté mucho más concentrado en la lectura.

Apps y juegos de memoria en tu tablet: En internet existen muchos juegos para descargar en el teléfono o tablet creados para ejercitar la memoria y la concentración de los niños. Por en el buscador juegos de memoria y te aparecerán varios clasificados por edades.

Las 7 diferencias: Busca un dibujo divertido en internet e imprímelo 2 veces en blanco y negro, en el segundo dibuja algunas pequeñas diferencias y haz que tu niño las encuentre. Tan sencillo como añadir un botón más en una chaqueta, pintar una pequeña estrella, una piedra en el suelo, un anillo en un dedo….

Juego de punteado: El clásico pasatiempo de puntos que tienes que unir para crear el dibujo.

La carrera al revés: En este juego participaron varios niños, ganará en que llegue el último a la meta Es un juego que hace que el niño controle sus impulsos

Teatro y baile: El tener que aprender una obra o una coreografía ayuda a que los niños localicen su atención.

Actividades con animales “tranquilos”: El cuidado de animales también ayuda a localizar la atención de los niños. Encargarse de limpiarlos, cepillarlos, pasearlos es de gran ayuda para los niños con TDAH